Danea Panta : sólo para valientes

Por : Redacción Superhype

Fotos : Manuel Palacios Espinoza

“No destruyas emocionalmente a otra persona con un comentario negativo, se un agente de cambio y ayuda a fomentar la paz en el mundo”, reza una de las últimas fotos de su Instagram. Son casi las 11 de la mañana y estamos en medio de los cerros : ella camina como en su casa y evade todas las piedras que se nos presentan en el camino.

Irónicamente, esta es una metáfora que encaja a la perfección con su vida. Danea siempre ha estado expuesta a retos y ha sabido sobrellevarlos de la mejor manera. Ella no se rinde, sigue adelante y aunque le digan mil veces NO, siempre tratará demostrar lo contrario.

Le dijeron que no podía ser modelo, y ganó la primera edición de Peru's Next Top Model (PNTM). Nunca pensó trabajar alrededor del mundo, sin embargo su rostro deleitó a los editores de Vogue India. Decían que iba a ser rechazada en NY y luego de mucho esfuerzo, la bookearon ¿Qué más van a decir de esta trujillana? Lo que no saben es que es una caja de sorpresas y aunque muchos crean que su regreso al Miss Perú es para coleccionar una corona más, ella tiene otro planes.

¿Cómo te acercaste al mundo del modelaje?

Empecé coma los 18, porque participe en el Miss Perú y a los 19 ya estaba haciendo cosas como modelo. Sin embargo, yo me considero como modelo profesional desde los 22, cuando recién empiezo a hacer cosas de modelo por PNTM y después, que salgo al extranjero. 

Es decir, antes de ser modelo, fuiste Miss.

Claro. En Trujillo yo era un niño. Entré al tema del Miss “La Libertad” a raíz de que mi mamá imaginaba que no me estaba yendo por el camino de las mujercitas. Entonces, cuando me estaba yendo a mis clases de inglés, me encontré con el director y este me ofreció participar. Obviamente, yo no estaba interesada y rechacé la oferta. Estaba enfocada en mi carrera de derecho y me veía como una abogada de éxito. Nunca se me pasó por la cabeza ser modelo : cayó de la nada, no estaba en mis planes. Todo empezó desde ahí. Luego, no gano y de ahí me entró el bichito. Me metí a clases de pasarela y maquillaje, mientras que todos me seguían subestimando. Era peor. Tú me dices NO y yo voy detrás del sí.

Luego vino PNTM ¿Qué te enseñó tu paso por el programa?

PNTM me ha dado muchas lecciones de vida, me mostró una Danea que yo no sabía que existía. Sin embargo, fue difícil el post después del programa. Tuve que ir a terapias psicológicas, trabajar mucho en mí : hubieron situaciones difíciles de procesar. Me sacó garra, sino hubiera pasado lo del programa no hubiera podido afrontar mi carrera en el extranjero.

¿Segura? Pero tú siempre has sido una luchadora. 

Yo vengo de una familia humilde. Si no fuera por mi abuela, estaríamos en la calle. Mi padre nos abandonó cuando yo tenía 11 años. Tengo una hermana mayor, después sigo yo, mi hermano Richard (14) y el pequeñín. Fue difícil reponernos porque mi abuela nos daba casa, comida y mis tíos me llamaban “parásita”, “mantenida”. A raíz de todo eso, decidí sacar adelante a mi familia; ya que mi padre no tuvo los cojones suficientes para luchar por nosotros. Ahí nace mi espíritu guerrero. Yo empiezo a trabajar en cosas pequeñas : ayudaba a mi abuela en su restaurante para poder pagarme la lonchera. Ella nos pagaba el colegio y me ayudó en los primeros años de mi carrera. Ya después, vendía boletos en un cine y entré a la Televisión. En la universidad me becaron y con lo que ganaba pagaba mis estudios. Fue difícil. Yo he ido escalando poco a poco, ninguna de las cosas que he ganado las he obtenido gratis. Todo este tiempo no ha sido fácil vivir lejos de mi familia, pero creo que ha valido la pena.

¿Cómo reacción tu familia al verte en Televisión? ¿Estaban de acuerdo con tu carrera?

Al inicio, para mi familia no fue ¡WOW! Recuerdo que cuando me fui, mi abuela me dijo que no regresara. Con la misma maleta con la que salí de Trujillo, viajé a todo el mundo. Estaba enfadadísima, decidida a no regresar. En unos de los episodios, mi mamá me comentó que yo estaba apareciendo en todos los periódicos de Trujillo y que mi abuela le preguntaba cómo estaba. Cuando yo gano; regreso y todos me esperaban. Yo pensé que me ella me iba a decir otra cosa, pero estaba orgullosa. No creía que la iba a retar al irme, pero eso le demostró que si yo quería algo iba a ir tras ello. No existía nadie que me podría decir que NO. No creo que mi familia esté totalmente de acuerdo con lo que hago, pero lo han asimilado. Hasta ahora, mi madre se muere de pena cuando viajo. Yo ya no soy parte de Perú.

De Miss a TOP model (y viceversa)

Esta es la segunda vez que participas en un concurso de belleza.

Exacto. El primero que participé fue en el 2009. Tenía 18 y yo era muy chiquita junto a chicas de 23, 24 y 25. Incluso, Karen Schwarz tenía 26. Todas eran chicas maduras, seguras y confiadas. Yo era una Trujillana que recién había llegado a Lima y no sabía nada de lo que estaba pasando a su alrededor. Es igual a las chicas que veo en el Miss Perú : tienen grandes sueños, ambiciones, me recuerdan a mí. Sin embargo, hay que ser realistas; aquí juega un papel importante la seguridad y confianza en ti misma y lo que tienes para proyectar. La experiencia no fue tan satisfactoria (no entré al top 15). No porque yo crea que no tenía las cualidades : creo que todos sabían que estaban pasando algo por detrás. Hasta ahora yo tengo la incógnita de lo que pasó en backstage y por qué me sacaron del top.

¿Nunca te explicaron las razones de tu pronta salida del certamen?

Se los pregunté, pero me respondían con argumentos confusos. Se dijo que mi director no había pagado la franquicia, que tenía problemas con el vestido, etc. Hay muchas hipótesis.

Ahora vuelves recargada y con mucha confianza en ti misma ¿Crees que se pueda repetir la misma historia?

Muchos dicen que he regresado por la revancha. Quizás sí, pero quién sabe. Nunca sabemos lo que pasa. Cada uno es dueño de si destino, pero no de las circunstancias. Yo no sé lo que vaya a ocurrir el 23 de abril : puedo ganar o perder. Estoy preparada para todo. Yo voy a dar lo mejor de mí, mi 100 por ciento y hasta más. Me estoy retando a mí misma. Por más que ya lo he hecho, es difícil salirse del papel de modelo para entrar de lleno al de miss.

¿Qué tan difícil es cambiar de rol?

Estoy leyendo comentarios como “ella para modelo está bien, no creo que entre”. Es fácil prejuzgar, pero nadie me conoce. Soy una caja de sorpresas : yo te puedo sorprender en un segundo. Soy muy impredecible, nunca vas a saber quién soy yo. Que me digan que no lo puedo hacer, significa que me dan motivos para logarlo.

¿Por ello dejaste tu carrera como modelo?

Esa es la pregunta del millón. Me han criticado mucho porque dejé mi carrera como modelo, sin embargo, nadie sabe lo que realmente quiero o siento. Yo soy una persona muy emotiva, sensible : me manejo por los sentimientos. Si he decidido dejar mi carrera, ha sido difícil. Te juro que hay momentos en los que me levanto pidiendo fuerzas a Dios. Estoy sacrificando mucho. Recién había firmado con una agencia en NYC y se me presenta lo del Miss Perú. No me pareció justo, pero es lo divertido e interesante de la vida. Hay situaciones muy difíciles y eres tú la que decide. 

Promesa de amor

Luego de 3 años fuera del país, Danea está lista para abrir un nuevo capítulo de su vida. Esta vez el Miss Perú es su meta y sueña con representarnos en a nivel mundial. No obstante, aunque gane o pierda, ella es la voz de muchos niños que sufrieron de Leucemia al igual que su hermano menor. Panta no se conforma con ganar el título de la peruana más bella : está decidida a ser un modelo a seguir.

¿Por qué decidiste entrar al concurso?

Yo tengo mis objetivos personales con esto : quiero ayudar a mi país. Durante estos 3 años que estuve fuera, no he necesitado una banda o una corona para sentir que represento al Perú. En cada país al que he ido, dejé en claro que una peruana ha estado ahí. He dejado mi banderita y rostro por todo India, México y Estados Unidos.

¿Cuáles son los planes en esta nueva etapa de tu vida?

Mis planes no son superficiales. Quiero llevar una filosofía diferente al Miss Perú, sacrificar mi tiempo y trabajo para demostrar que soy una verdadera role model. Eso es lo que he venido a hacer. Por más de que se me juzgue que solo sirvo para ser modelo, me queda decir que no se debe subestimar a la gente. No se han dado el trabajo de conocerme, ni me han preguntado nada. Si te vas a dejar llevar por lo banal, por si una chica tiene más curvas que la otra o por suexperiencia. Para todos hay una primera vez : eso es incómodo y me deja que pensar

¿Qué harías si ganaras? ¿Qué significa esa corona para ti?

Más que un logro y que decir ¡WOW! Soy la mujer más bella de Perú. Más que todo eso, yo quiero tener la banda para el Miss Universo : quiero poner a Perú en los ojos del mundo, quiero llevar un mensaje a todos y que sea un aporte peruano. Esa corona no significa algo material, es mucho. Voy a poder ayudar a muchos, darles voz y ser oída.

¿Quién te animó a participar (otra vez) en esta edición del Miss Perú?

Quien puso mucha presión fue mi mamá. Ella me lo venía pidiendo desde que a mi hermano le detectaron Leucemia. Yo no tenía voz : convocaba a un canal y no iba nadie. Yo veía un problema con muchos niños. A él no lo mató esta enfermedad, pero a otros si y esas vidas tienen igual valor que las de mi hermano. No podía hacer nada. Cuando gano PNTM, pensé que iba a tener voz. Pero lamentablemente o por mala suerte, no tuvimos el rating ni exposición que se debía haber tenido. Yo les prometí a cada uno de los niños que fallecieron cuando estaba en el Neoplásicas, que iba a hace algo por ellos, no iba a permitir que mueran. Lamentablemente, no he podido hacerlo. Me siento decepcionada, pero he luchado y no tuve la oportunidad. Entonces, con todo lo mediático que es el Miss Perú, al menos poder llevar este mensaje que no ha sido escuchado.

¿Cómo describirías este nuevo viaje en el mundo de las Misses?

Todo el viaje es extraño. A veces me siento fuera de lugar, que no pertenezco ahí. Lo siento falso, como si estuviera jugando a las muñecas. Yo quiero algo más real : de momento, si he visto el tema del ciberbullying. Tenemos candidatas mediáticas, así que sus fans han venido atacándome.  Me han dicho desde ilusa, hasta que no tengo la talla, o que ellas tienen mejor cuerpo que yo. Soy consciente de que compito con chicas de TV y que en nuestro país, eso te convierte en una diosa.

¿Tus seguidores reaccionaron antes los comentarios?

A mí no me gusta la fama. Nunca lo he buscado : no me gusta que me alaben. A cada seguidor le he enseñado a seguir mi filosofía, y ellos lo saben. Ellos saben que no pueden atacar o insultar a otras candidatas, y si no comentan algo positivo; no lo hacen. Lo correcto que seria que todas hagan lo mismo, que lleven un mensaje. Que ayuden a sus miles de seguidores y hagan un mundo mejor.

Por último, ¿Tienes un plan “B” luego de la competencia?

Volver a mi vida de modelo, pero también tengo una empresa llamada “Dada”. Esta es una compañía para jóvenes diseñadores. Los motivamos, porque normalmente tienen talento, pero no se arriesgan : trabajamos, invertimos en ellos. Les damos el lugar donde puedan vender para que se desarrollen. Lo mismo hago en “Stay strong”, una ONG que ayuda a mujeres para que aprendan un nuevo negocio. En nuestro país hay muchas madres solteras que quieren aprender algo nuevo. Por ello, les dono el 10 % de mis ganancias, lo mismo hago con niños que sufren de leucemia o enfermedades raras. Para mí es  muy importante para mi DAR, yo tengo una filosofía diferente. Después de que he pasado por tanto, yo doy sin esperar recibir. Creo que he recibido mucho : me siento bendecida por cada experiencia.

Sebastian Lott