La dulce espera de LAERKE

Por : Redacción Superhype

Fotos : Manuel Palacios

Viernes 20 de Mayo. Hoy se cumplen 39 semanas desde que la directora creativa de AYNI se enteró de la noticia más grande de su vida. Nos encontramos en la terraza de su oficina y el cielo templado de Miraflores es testigo de su felicidad. Hace algunos meses no había planificado a este nuevo acompañante de su familia, sin embargo, llegó en ese momento de nuestras vidas en el que sentimos que es tiempo de tomar otras responsabilidades. En este caso, nuevos retos.

Laerke sonríe cada vez que habla de su primogénito y no es para más, se siente renovada y muy ansiosa de conocerlo. Él ya le da pequeñas pataditas, mientras que su madre disfruta sus últimos días de embarazo. Ella cuenta que ya existe una conexión muy fuerte con su pequeño, sus 3 familias y que sobretodo, seguirá haciendo lo que mas le gusta : dirigir la firma de la mano de su socia, amiga y hermana; Adriana Cachay.

¿Qué es lo que más te ilusiona de ser mamá?

Hay tantas cosas que me he dado cuenta en este proceso del embarazo. Para mí, en este ámbito me ilusiona esta nueva etapa, de desarrollarme como mujer y empresaria. Me ha significado muchas cosas : no solo en mi vida privada. He tomado un gran paso, un gran compromiso. Es mi mayor motivación y mi motor a seguir. Es muy especial. Me da mucha ilusión tener nuevas metas para trabajar.

Sentiste que había llegado TU momento.

En general sí. Lo veo como parte de mi desarrollo familiar y personal. Es como un logro, una aventura y a la vez un desafío. Hay muchas expectativas y el embarazo me ha hecho pensar en muchas cosas, proyecciones, responsabilidades maravillosas. Es algo que requiere de mucho compromiso.

¿Ya conoces el sexo del bebé? ¿Cuál será su nombre?

Es varón. Todavía, tengo todo pero menos el nombre. El nickname más conocido por nuestros amigos cercanos y familiares es Thor. Lo llamaron así porque es un pequeño vikingo peruano (ríe).

¿Lo llamarías así?

Bueno, para un nickname sí, pero no para su nombre real. Estoy “en la búsqueda del nombre perfecto” (ríe). 

AYNI MOM 

Hace 15 años que Laerke tiene dos hogares. Llegó a nuestro país de Dinamarca para encontrarse con su mejor amiga y compañera de trabajo. Además, el amor de su vida toco su puerta. Nunca había esperado este momento, pero como ella lo recalca “fue tan rápido que se sintió lista para esta nueva etapa”. Y es que las bendiciones llegan cuando menos los esperamos.

Ahora AYNI podría estar preparándose para una colección petit. Quien sabe y luego de unos meses, nuestros engreídos tendrán esa onda minimal que tantos nos gusta.

¿De pequeña soñabas con ser madre?

La verdad es que no soy de las personas que siempre ha soñado con el rol de madre (tampoco lo contrario). Siempre ha sido algo natural, pero no era un elemento indispensable. Te soy sincera, hasta hace pocos años, no pensaba que tenía que ser madre o era una meta específica. No lo era. Es más, podría visualizar mi vida sin tener hijos. Sin embargo, conforme cambia tu vida, te enamoras y encuentras la persona indicada, hay un momento para todo. Eso es algo general.

¿Qué has aprendido en esta dulce espera?

He aprendido de muchas decisiones en mi vida. Y creo llegó mi momento. Si no fuera porque lo decidimos, nunca hubiera propuesto para decir : ¡ya estoy lista! Yo siempre estoy activa y planifico todo. Y el hecho de integrar a alguien en esta etapa, es muy bonito pero también me asustaba. El temor al cambio drástico también siempre estaba presente.

¿Dices eso porque tú siempre estás de un lado a otro, viajando y trabajando constantemente?

Claro. Tú piensas que siempre vas a encontrar un momento para estar tranquila o por ejemplo, en el ámbito empresarial puedes delegar a otros tus responsabilidades. Pero por más que lo hagas, hay nuevos compromisos que atender.

Ahora que tu bebé nace en una semana ¿Cómo cambiará tu rutina?

Yo soy de la filosofía que todos podemos lograr lo que nos proponemos. En todas las limitaciones existen oportunidades, solo es cuestión de crearlas y creértelo. Un hijo o niño no tiene por qué cambiar tu vida. Claro, ahora es mi prioridad, pero no me va a impedir de seguir trabajando. Solo voy a agregar algunos pequeños elementos y me organizare. Mi pareja es muy comprometida e involucrada. Además, tengo un buen respaldo de nuestras familias y, sobretodo de mi familia AYNI (Adriana, su socia y todo el equipo).

Por último, ¿Qué enseñanza le quisieras dejar a tu primogénito?

Quisiera ser como mi madre. Ella es maravillosa. Nuestro amor es incondicional : no cuenta tiempo ni distancia. A mi hijo quiero darle seguridad, aprendizaje y herramientas para ser feliz. Mis padres siempre fueron liberales, pero me han dado tranquilidad y confianza desde pequeña. Me han enseñado de todo, son grandes personas. Creo que lo voy a lograr. Es un reto y voy a trabajar en ello.

Sebastian Lott