Opinión : Derecho de la MODA en Perú

Por Andrés Bouby

El Derecho comprende distintos ámbitos de nuestra vida cotidiana, puesto que su principal fin es alcanzar el bien común para poder vivir en armonía. Todo sistema legal funciona como un reloj, formado por instituciones, normas, principios que regulan la conducta humana dentro de una sociedad.

En nuestro caso, la industria textil, moda y el lujo no podía ser la excepción. El buen vestir siempre ha sido algo innato del ser humano desde épocas muy antiguas, puesto que ha significado la traducción de la personalidad de una forma visual en el día a día. Hoy por hoy, se ha convertido en uno de los sectores comerciales más dinámicos y competitivos en el mundo, por lo que el Derecho ha entrado, en beneficio de todos, para quedarse.

Si bien no es un área tradicional, ésta está comprendida por otras que buscan darle solución a los conflictos que comprenden este sector. Dentro de lo que entendemos como Fashion Law o Derecho de la Moda, tenemos especialistas especializados en Derecho Mercantil, Propiedad Industrial e Intelectual, Publicidad y Consumo, Inmobiliario, Fiscal, Laboral, Procesal, Administrativo, Comercio Electrónico, entre otros.

En nuestro país, gracias a la estabilidad económica de los últimos 25 años, hemos visto el retorno y el ingreso de marcas internacionales, así como el desarrollo de casas textiles y diseñadores locales. Es por esto que el primer Estudio de Abogados de fundar un área totalmente independiente de Derecho de la Moda en el país ha sido la firma Muñiz, Ramirez, Perez Taiman & Olaya Abogados (munizlaw.com). 

Inaugurada en Agosto del 2015, esta nueva área está orientada a la asesoría legal integral en beneficio de empresarios peruanos dedicados a la industria del retail y moda en el Perú y en el exterior; los nuevos diseñadores de moda o personas que quieran empezar su negocio en el sector retail o moda (start-ups) y; nuevos inversionistas extranjeros que decidan apostar por este sector en el Perú.

Si bien no hay una normativa específica sobre la Industria Textil y de la Moda en el Perú, ésta es necesaria para que pueda brindar los lineamientos básicos de regulación, así como de incentivo para inversiones extranjeras y nacionales en dicho sector.

Buenos tiempos se avecinan para la moda en el Perú, esperamos que en el corto plazo, más firmas locales se interesen en abrir áreas dedicadas a esta industria que aún se encuentra "en pañales" en nuestro país. El cielo es el límite.

Manuel Palacios