Victor Dos Santos : Un PAI con mucho estilo

Por : Redacción Superhype

Fotos : Manuel Palacios Espinoza 

Víctor llega a Masters of Hair, saluda a todos los barberos como si fueran sus amigos e inmediatamente, empieza a ver todos los detalles de su look. Carga una maleta de color azul que deja en el borde de la venta para luego sentarse en su silla. Apenas empiezan con el servicio, todo el lugar se inunda de un español con un toque caribeño - portugués que retumba en las paredes del salón. Y es que la voz de este muchacho de 1.85 resalta entre las conversaciones de todos los demás.

“Quiero ver si me dejo crecer la barba o no”, le comenta al master que lo atiende. Su cabello marrón oscuro esta algo desordenado, pero su look sporty tiene el entalle ideal. Un polo negro, jean claro y zapatillas parecen ser sus mejores aliados durante su rutina diaria.

En medio del corte, interrumpe el sonido de las máquinas para anunciar que en la maleta tiene varios modelos de los polos de su marca. Lo terminan de arreglar y ya en el carro, rumbo al estudio, nos damos la sorpresa mutuamente. El chico que se cortaba el cabello al costado (léase, yo) es ahora quien dirige la conversación. Mientras que salimos de San Isidro, este ex - chico reality tipea en su celular ¿Llamadas de negocios? ¿Mensajes de los fans?, Dos Santos es una caja de Pandora repleta de sorpresas y pasajes peculiares.

From Brazil with Love

Antes de aterrizar en el famoso “Combate”, Victor era un ex - futbolista que se abría camino en el mundo del modelaje internacional. El nació en Campo Formoso, una favela dela ciudad de Londrina, al norte del estado brasilero de Paraná. Ahí, el único hijo hombre de su familia vivió toda su infancia : ayudando a su abuela, jugando futbol hasta altas horas de la noche y evadiendo algunas clases de su colegio. Era un niño muy travieso e hiperactivo. Por ello, esa inquietud que llevaba dentro lo llevó a participar de diversos clubes de futbol hasta llegar al famoso “Santos de Brasil”, equipo que lo lanzó a la fama, al igual que al mismísimo Neymar.

“Todos los niños que no tenemos presupuesto jugamos eso, lo podemos hacer en cualquier lado. El futbol es el deporte universal : no tienes que pagar un mensualidad, solo reúnes 10 amigos y ya”, recuerda alegremente. Sin embargo, tenía restricciones en su casa. Él debía llegar a las 10 de la noche, pero se quedaba peloteando en las calles hasta la madrugada. No aprendió la lección hasta que su abuela lo persiguió por todo el barrio (como decimos en nuestro país) “con correa en mano”.

Pasaron los años y a pesar que él creía que su futuro se encontraba en los trabajos part time y jugando el deporte de sus amores, una lesión en la pierna lo dejo fuera de las canchas. Sus huesos del muslo se dañaron y era imposible curarlos rápidamente, la molestia se tenía que ir con el tiempo. A sus 24 años dejo las canchas para empezar nuevos rumbos dentro de las pasarelas.

¿Cómo empezó todo? A él lo encontraron mientras vendía publicidades del diario de su ciudad. Estaba en el centro comercial y una señora mayor le propuso ser modelo. No obstante, como era una mujer de edad, el pensó que quería algo más. Ella le dijo que vaya a una reunión a su casa y le entregó una tarjeta. El papel no tenía referencias de la “agencia” ni tampoco un número, solo la dirección del recinto. “No fui. Tenía miedo, no quería ser el típico saliente de señoritas”, ríe.

Dos meses después, el destino volvió a darle otra oportunidad y se encontró con la supuesta agente en el mismo lugar. “Me preguntó por qué no había ido a su casa y me contó que tenía algo muy bueno para mí : yo tenía la talla para ser modelo. Acepte la propuestay era verdad. Casi dejo pasar una oportunidad por miedo, por desconfiado. Ahí empezó todo mi viaje”, indica.

Luego empezó a trabajar en la agencia y el primer día que llego obtuvo el trabajo soñado por muchos aspirantes en Brasil : un contrato con la marca Cavalera. Inicio con el pie derecho y fue la imagen de sus campañas, participó en desfiles y viajo a países como México y Francia. Él ya sabía que el mercado europeo no era lo suyo, así que regresó a su hogar para participar de concursos de belleza. Poco a poco fue convirtiéndose en una celebridad en potencia.

“Fui invitado a participar en Mister Sao Paulo y después entre al Mister Brazil, donde quede como segundo puesto. Luego viaje a Republica dominicana al Latin Internacional y conocí a Roberto Córdoba, quien me animó a viajar a Perú”, explica mientras sus ojos brillan. “Yo no tenía planes de venir, pero mientras salía mi visa de trabajo para México vine a probar suerte. Aquí estoy hace 1 año y medio”.

El resto de la historia ya es conocida. Llego a nuestro país y alboroto las pantallas de todos los fans del equipo rojo. Ahora, este garoto disfruta de la compañía de Andrea Cifuentes, la limeña que le robo el corazón por completo. 

Hombre de negocios

Algo que no podemos olvidar es que este brasilero tiene otra princesa que lo motiva diariamente. En su natal Brasil lo espera su hija de 3 años por la que el da la vida. Cuando él está de viaje, se comunican por redes sociales, pero cuando regresa, lo primero que hace es visitarla. Son como dos gotas de agua.

Parte de ese amor que se profesan están impreso en los diseños que “Vicco Moda”, la línea de polos que este ex - futbolista, modelo y combatiente ha lanzado al mercado hace más de un mes. Son aproximadamente 15 modelos que reflejan parte de su personalidad, gustos y estética de Dos Santos. Además de su afición por las calaveras mexicanas y la visión de vida que tiene.

Definitivamente, cada pieza tiene el entalle ideal para poder estar cómodos en nuestra rutina cotidiana, sin dejar de lado el estilo urbano que tanto nos gusta. Por ahora, él tiene 3 los modelos en 3 colores (valga la redundancia, la edad de su primogénita) : blanco, negro y gris. Son polos que reflejan el ingreso de este emprendedor a nuevas canchas y partidos en las grandes ligas. 

Black 

Grey

White

Sebastian Lott