Menino do MUNDO

Por : Redacción Superhype

Fotos : Manuel Palacios Espinoza

Dirección y Styling : José Mauricio Rosa Perez

Director Creativo

De futbolista a modelo, de modelo a combatiente. A lo largo de este último año, las pantallas nacionales se enamoraron de un brasilero que llegó a nuestro país por azar del destino. ¿Qué secretos esconde Victor Dos Santos? Esta es una historia de moda, pasión y mucho estilo.

A este chico le sobra estilo. Victor llega a las calles de Barranco y automáticamente, todos voltean a verlo. Alto, espigado y con el cabello perfectamente en orden, él está listo para entrar en el mood elegante que tanto le gusta. Solo necesita una camisa con el entalle perfecto, algo de música invisible en los oídos (para motivar las poses, claro) y esa actitud de optimismo que refleja cada vez que se para frente a la cámara.

Y es su carrera de modelo, ex - futbolista y en parte, combatiente, lo han llevado a vivir distintas experiencias alrededor del mundo. “Me encanta viajar. Ahí conoces otras personas, te abres al mundo y expandes tus horizontes”, confiesa con ese acento portugués tan característico. El muchacho que alguna vez vendía la publicidad de un periódico en Londrina, tomó sus maletas para atravesar océanos y conocer la realidad del Viejo Mundo, Centroamérica; hasta llegar a nuestro país.

“Casi dejo pasar esa oportunidad por miedo, por desconfiado”, recuerda mientras caminamos hacia la locación. Como lo dijo en su anterior entrevista (www.superhypemagazine.com/moda/2016/6/19/victor-dos-santos-un-pai-con-mucho-estilo), una señora lo encontró mientras trabajaba en el centro comercial. Era algo raro para ese entonces, así que no aceptó ir al casting de la agencia en cuestión. Meses después, ella lo volvió a encontrar y con algo de miedo, Dos Santos fue a la cita. De pronto, ya se encontraba en otro mundo. Uno en donde las pasarelas eran su hábitat y las marcas se peleaban por tenerlo en sus desfiles. Todo un éxito.

Tuvo que dejar a su familia, hija y amigos para embarcarse en una travesía de nuevas oportunidades. Eso le permitió reflexionar sobre sus metas y, poco a poco, encontrar su propio rumbo. “Lo mejor de cada viaje es que te conoces más”, afirma. Así que mientras cruzamos pistas y nos acercamos a nuestro destino, Victor me cuenta 7 curiosidades de su día a día.

¿Empezamos? Le pregunto con una sonrisa en el rostro. Asiente y sigue con la historia. 

Soy fan de Mariano Di Vaio. Sigo su blog, veo sus fotos y su estilo es muy interesante. Me gusta mucho y da la casualidad, que uno de mis amigos se parece mucho a él.

Consistencia y perseverancia ante todo. Siempre que puedo, practico con videos de pasarelas internacionales o hago deporte. Como todo en la vida, tienes que evolucionar, avanzar y tener una visión de crecimiento. Hay que ser líderes.

Me encantan las cruces y calaveras. Significan igualdad. Al final de cuentas, todos nosotros somos una calavera revestida de cuerpo : somos iguales. Además, me encanta la calavera mexicana porque significa vida. Cuando estás muerto también hay otra dimensión.

No era muy bueno en el colegio. No es algo de lo que esté muy orgulloso, pero faltaba a las clases para seguir mi pasión : el futbol. Sin embargo, sobresalía en educación física (ríe).

Leo libros de automotivación. Nadie lo cree. Como no tuve un padre que me guie, las enseñanzas de esas publicaciones fueron importantes en mi vida. A pesar que muchas veces me cuesta terminarlos, mis favoritos son los de Nick Vucijic.

Siempre he sido proactivo. Además de la hiperactividad que corre por mis venas, siempre estoy buscando algo nuevo que hacer. Todos queremos lo mejor para nosotros, así que tenemos que trabajar en ello.

En Francia trabajé muy pocas veces. Viajé con mi manager a probar suerte, pero no me bookeaban mucho porque no era su perfil de modelo. No era rubio y el idioma también era un problema. 

Ya nos encontramos cerca a nuestra locación y mira risueñamente las calles de antaño que nos rodean. Intenta balbucear algo, pero sus labios parecen retenerlo. Como si me quisiera decir algo y no tuviera las palabras exactas para ello. Es algo difícil, considerando que sigue acostumbrándose al español luego de varios meses de estar entre nosotros.

Un suspiro parece haber escapado de entre sus labios y mientras lo recupera, ya llegamos. Se acerca con mucha prisa, me sonríe y empezamos el trabajo detrás de cámaras. Definitivamente, su hiperactividad no lo deja tranquilo.


Modelo : Victor Dos Santos

Fotografía : Manuel Palacios

Dirección y Styling : José Mauricio Rosa Perez

Hair & Make up : Masters of Hair

Agradecimientos : Yirko Sivirich y M.bö

Sebastian Lott