La LIBERACIÓN de Alexis Descalzo

Por : Redacción Superhype

Fotos : Manuel Palacios Espinoza

Realización : Jose Mauricio Rosa - Perez

Bailar, jugar y volver a bailar. La playa todavía está muy nublada; las nubes parecen cubrir el ambiente que nos rodea y los pocos vestigios del sol intentan salir en medio de una atmósfera completamente gris. El frío nos acompaña, pero no es problema para nuestro invitado. Alexis, (valga la redundancia), llega descalzo y listo para demostrarnos que no es un simple boy - next - door.

Él es todo un deportista. Apenas comenzamos, nos comenta que desde pequeño siempre estuvo inmerso en el mundo del futbol y el box. “Llegué a jugar en segunda profesional para el COOPSOL y de ahí me fui a la Copa Perú con el “Miguel Grau” de Piura”, recuerda como si fuera ayer. Y es que ese fue el trampolín que lo llevó a las pasarelas del LIF Week, para después pasar a verse en las pantallas nacionales. Empezó participando de competencias en vivo, que lo motivaron a demostrar el verdadero talento que lleva dentro. 

Luego de que sus bailes se convirtieran en, prácticamente, videos virales, muchos medios empezaron a cuestionarlo. Decían que era psicólogo, trataron de vincularlo con otros personajes y demás. No obstante, lo que no saben es que es este futuro empresario está a punto de lanzar un nuevo single y seguir extendiendo su academia de baile. Nunca para. 

Así que mientras Alexis reflexiona frente a mar, nos cuenta 10 cosas que no sabíamos sobre él. Le damos vuelta a la típica conversación monótona, para adentrarnos en su universo repleto de baile, arte y mucha calle. Él se libera con nosotros.

1. En la calle se aprende. Empecé desde muy niño, en los tiempos en que mi familia me hacía bailar en casa. A medida que fui creciendo, tuve una gran afición por el break dance. Me metí a bailar este género por mucho tiempo (3 años) en la calle con unos amigos. Nosotros formamos un grupo y bailábamos en quinceañeros. Entonces, a raíz de eso, me di cuenta que lo mío era el baile. Me formó una disciplina que me ayuda en todo lo que hago. ¿Cómo nos unimos para bailar? En realidad nos contagiamos. Yo tenía un grupo de amigos que mantengo hasta el día de hoy y así como se pone de moda jugar futbol o a las chapadas, empezamos con el baile. Lo practicábamos y fuimos a corsos y movimientos más grandes. Nos llamamos “Los Menis Crew”. Sonaba chévere y nos gustaba. 

2. Estafas. Es cuando vas y juegas en las ligas internas de algunos barrios. Ellos te pagan por partido. Era muy chévere porque tenía 6 al día, pero era muy desgastador. Llegaba a la universidad muy cansado, un lunes no podía subir escaleras. No quería ir a mi clase (ríe). Sin embargo, tenía que hacerlo porque con eso pagaba mis estudios.

3. “Pan pa las mujeres”. En ese entonces, estaba en un programa de playback y necesitaba hacer cosas distintas. Yo soy una persona muy perfeccionista, me encanta ofrecer siempre lo mejor de mí. Así que empecé a escuchar canciones de reggaetón más allá de lo que dice su letra, como re interpretándolas. En una carpeta de mi computadora encontré los éxitos de “DJ Warner”, que estoy seguro que muchos habrán escuchado y digo : ¿Por qué no salgo con una bolsa de pan francés para regalarles a las chicas? Dicho y hecho, empecé a grabar el video. No fue algo forzado, todo fue espontáneo y me abrió muchas puertas en el mundo del baile. La letra me pareció súper graciosa. En este caso, le pusimos “PAN” con N, para que no sea tan vulgar y que lo sensual sea lo divertido.  

4. Sexy dance. Yo no sabía que podía bailar así. Me descubrí. A raíz del video y los pedidos de mis seguidoras, me empezaron a decir que saque más videos. Así que el segundo video que subí fue el de Magic Mike. Fue como un sueño : yo había visto la película en el 2010 y me encantó como baila Channing Tatum. Él siempre ha sido bailarín desde que salió en varias películas, y después de 6 años se me cumplió el pedido.

5. Rutina de baile. A veces mis tiempos son muy manejables. Me demoro aprendiendo 1 o 2 semanas cualquier coreografía, pero eso depende de mis horarios. Por ejemplo, la rutina de Magic Mike me tomó como 3 meses. Lo hacia 2 horas diarias en las noches. Además, realizo una serie de calentamientos porque hago ejercicio lumbar. Me preparo adecuadamente y relajo mis músculos.

6. En los escenarios siempre salgo a matar. Siento una adrenalina que jamás he sentido. Aquí tengo el respaldo que sé que lo hago bien. Cuando sabes eso, sabes que a todos les va a gustar. Yo me entrego al 100 % y me dedico mucho a todo lo que hago. No dudo de mí mismo. 

7. ¿Confusiones? Si, generalmente. Las chicas quieren que les baile y se acercan de más pero es normal, porque son eventos en discotecas y la gente puede estar con varias copas encima. Sin embargo, siempre mantengo la calma. Que suceda lo mejor.

8. Hablemos de los detractores. A raíz de esos bailes, me han llamado para hacer despedidas de solteras, stripteases y creo que lo están confundiendo. Se ve un poco feo. En otros países tienen la mentalidad más abierta. Lamentablemente, estamos en Perú y mucha gente lo ve mal. Es cuestión de acostumbrarse : si más chicos bailan así, los demás se acostumbrarían.

9. Sensualidad, talento y humildad. Supongo que todos ven otra faceta en mí : el baile y de pronto, el canto. En el Perú, si haces una sola cosa, te mueres de hambre. Hay que ser multifacéticos. Yo siempre creo en Dios y piso tierra. Desde que empecé en el modelaje nunca me he esperado esto. Nunca pensé que me sucedan cosas maravillosas. He conocido a gente que antes veía en mi TV y hasta ahora no me lo creo. Cuando estoy en el trabajo, soy el artista, pero cuando estoy en el día a día, soy el chico común y corriente, que aunque tenga dinero y fama, va a seguir siendo el mismo.

10. 0 escándalos. Hasta ahora, no. Estamos en un país donde la comidilla es lo que vende. Desde los ampays, y cosas malas, hasta los escándalos en vivo y en directo. Eso se presta en la pantalla, siempre ven el lado malo. Como dicen por ahí, “El peor enemigo del peruano, es otro peruano”.

Agradecimientos : Angora Producciones y AYNI

Sebastian Lott