Los esenciales de Mónica Gallese

Por : Redacción Superhype

Fotos : Dennis Santa Cruz

Realización : José Mauricio Rosa - Perez  

Mónica es de esas mujeres que te roban la mirada. Apenas llega, enciende el ambiente con su voz armoniosa y la combinación perfecta de prendas y actitud que derrocha al caminar. Siempre cómoda, pero nunca pierde la elegancia y el garbo que la caracterizan. Como buena embajadora de Pretty Ballerinas y una de las dueñas de la concept store que dirige junto con tres amigas, siempre tiene que estar a la altura del rubro en el que trabaja.

A pesar que nunca imaginó emprender dentro del mundo de la moda, la hija de Mónica de Osma, famosa bailarina de ballet, estuvo al tanto de lo que ocurría en esta escena artística. “Toda la vida me interesó la moda. Siempre la seguía de alguna u otra manera, fue innato en mí. De pequeña me gustaba leer las revistas de moda, diseñadores peruanos, etc. Es algo que siempre me apasionó, pero nunca pensé en ser diseñadora o trabajar en el rubro”, comenta.

Tan segura como ella sola, cruza con nosotros un pequeño túnel dentro del Museo Pedro de Osma para llevarnos a una locación de ensueño. Definitivamente, la ocasión lo amerita. Mientras caminamos hacia la casa donde correteaba con sus primos, me cuenta pasajes de su infancia. Y es que al igual que esos veranos barranquinos, su viaje de negocios empezó como jugando.

Ella estudió Hotelería en la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL), pero su pasión por el servicio al cliente se quedó en los años de prácticas que realizó en un banco de Chile. Lo suyo era la administración, por ello decidió cursar una maestría en New Hampshire, para luego regresar a Lima y crear un negocio. “Para esto, yo ya había creado una marca de bikinis llamada Sereia. Curiosamente, yo empecé trabajando con Rafaella Capittana y cuando nos separamos, ella la renombró como Capittana. Ahora la marca está en la tienda ”, agrega. 

El resto de la historia es conocida. Junto a Sassa de Osma (su prima) decidió traer una nueva moda de zapatos bajos y loafers que instaló en medio de Dasso. Luego de varias pruebas, y pequeños showrooms que resultaron ser un éxito, adquirieron la franquicia y se unieron a Isabel Miro Quesada y Daniela Chávez Molina para dar inicio a una nueva etapa en sus vidas : Isidra.

Gracias a este proyecto, ella ha tenido la oportunidad de estar al tanto de diseñadores, nuevos talentos y numerosas marcas. Desde fashion weeks en Milán y Portugal, hasta piezas exclusivas de Johanna Ortiz y otros exponentes mundiales han sido sus referencias y forman parte del aprendizaje de Mónica. Pasó de ser a una amante empedernida, a una conocedora que pone se pone a prueba en sus looks para toda ocasión.

Por ello, y antes de empezar a retratarla, se sienta con nosotros para darnos 10 lecciones con mucho estilo. ¿Están listos? 

1. La Santísima Trinidad. Aní Álvarez Calderón es una de las diseñadoras más reconocidas y pioneras en la alta costura peruana. Ella tiene una creatividad absoluta : tú ves sus piezas y la reconoces al instante. Además, cada año te sorprende, es una mujer muy emprendedora y profesional.

Otra marca que adoro es Escudo. Ellas lograron crear un edge distinto de las fibras y prendas autóctonas peruanas. Chiara y Guilliana Maquiavello (junto con Janice Rubini) trabajan con tejedores de Huancavelica y de hecho, la mejor calidad de baby alpaca. Sus piezas tienen estructuras increíbles, fuera de lo común. Al igual que AYNI, Susan Wagner y Ale Petersen.

Finalmente, no podía faltar Ana G. La adoro : ella ha logrado crear un estilo único, al igual que sus prendas.

2. Marca favorita : Definitivamente, Child of the universe. Tiene piezas increíbles, contemporáneas y modernas. Ellos personalizaron una de sus casacas army y pusieron mi nombre en la espalda : Monique (ríe).

3. Hablemos de ballerinas : Si fuera alta ¡que rico! Podría vivir en ballerinas. Pero no es mi caso, uso loafers para el día a día y en la tienda. No siempre quieres estar en tacos y son una buena opción.

4. Amor por los ccesorios. Siempre me han gustado las cosas chiquitas, o rosetas, sin embargo, gracias a Isidra he conocido firmas increíbles como las de Alejandra Aspillaga. Sus aretes son bellísimos, no pesan y tienen aplicaciones. Además, tiene una variedad increíble. Me he vuelto fan de ellos.

Por otra parte, las pulseras de Paula Mendoza son ideales si es que quieres resaltar un look monocromático. Serán el centro de atención.

5. El tamaño importa. Uso tacos desde los 13 años. Unos buenos pumps negros son imperdibles para cualquier ocasión : ya sea verano o invierno. Estilizan todo tu cuerpo y hacen que te veas imponente. Mis favoritos son los de Christian Loubotin.

6. Clásico negro. Es mi color favorito y aunque suene cliché ¡No puedo evitarlo! Me encanta. Es muy elegante y combinable con todo.

7. Objeto de deseo. Hace semanas que quiero comprarme unas zapatillas Golden Goose. Están muy de moda en Europa y son un sueño.

8. Consejo de estilo. Cuando uno intenta sobre cargarse mucho, no funciona. Mientras eres más sencilla y tienes ciertas piezas que elevan el look, es perfecto. Equilibras todo.

9. ¿Vamos de shopping? Cuando voy de compras priorizo calidad antes que cantidad.

5 Piezas infaltables

  • Pantalón de cuero negro. Es una pieza que la usas para un almuerzo, cena y para trabjar. Puedes ponértelo con zapatillas, tacos : es muy combinable. Un MUST para cualquier temporada.

  • Un buen saco. Aunque aquí no hace mucho frio, es muy bueno tenerlo para esas mañana lluviosas y con algo de neblina.

  • Chompa de Cashmere. Algo que va a ser eterno. En vez de comprar mil cosas, prefiero escoger solo una. Una buena chompa de este material te va a durar siempre.

  • Clutches. Son prácticos, lindos y resaltan todo el look.

  • Cartera negra. Tengo una jumbo de Chanel. Este modelo lo trajeron hace 50 años y es un clásico que podrás tener el resto de tu vida. Es mi objeto de culto.

Sebastian Lott